En la nota de la semana pasada conté el "backstage" de la primera vez que manejé el Porsche Taycan. Fue durante la presentación internacional en México, en plena pandemia y cuarentena del Coronavirus, a mediados del 2020 (ver primera nota).

Lo cierto es que, a pesar de haber manejado los Taycan Turbo y Turbo S por calles, rutas, autopistas y autódromos de ese país (leer crítica), siempre me quedé con la intriga de saber cómo se comportaría el primer Porsche eléctrico en la Argentina.

No era un deseo sencillo: los precios del Taycan en la Argentina oscilan entre 340 mil y 591 mil dólares. Las pocas unidades que llegaron se entregaron a clientes. Dos unidades, para ser más precisos: un Taycan Turbo S fue comprado por un famoso coleccionista de deportivos clásicos de Porsche. El otro, un Taycan 4S, fue adquirido por un cliente que tenía un sólo Porsche (un 911 Carrera S) y lo vendió para comprar el sedán eléctrico.

El tercer Taycan que se patentó en la Argentina es el que ves en estas fotos: es un 4S de color negro y con muchos accesorios de Porsche Exclusive Manufakftur, la división de personalización de la marca alemana. Tiene un precio de lista de 403 mil dólares, sin contar los accesorios.

Esta unidad es una "demo de prensa" (ver definición), que se está usando para que la prueben los medios de comunicación y también para que la manejen algunos potenciales clientes.

El préstamo es sólo por el día, desde la primera hora de la mañana y hasta el final de la tarde. La semana pasada llegó el turno de InsideEVs Argentina y aceptamos la invitación, que vino acompañada de una sola condición: "Por favor, no lo prueben en autódromos. El seguro no lo cubre". Así que, con el permiso de los queridos amigos del Ranking Motor1, la crítica completa se reproduce a continuación.


POR FUERA

IMG_8387

Me encanta. Junto con su primo hermano, el Audi RS E-Tron GT Quattro (leer crítica), creo que es el auto eléctrico más espectacular que se vende en la Argentina.

Es un sedán de cuatro puertas, pero muy futurista: pero parece haber aterrizado en un DeLorean, que lo trajo directo desde el año 2030. Su diseño me parece una genialidad: se ve galáctico y vanguardista. Original y llamativo. Pero conserva rasgos inconfundibles de Porsche. El Taycan hace que el Panamera luzca anticuado y aburrido (bueno, nunca fue una gran belleza). Y, estacionado en la calle, el Taycan puede incluso opacar las líneas inmortales de un clásico 911, sobre todo si el público presente son niños: ellos decodifican al instante la estética Mandalorian de sus líneas y no les importará qué clase de Porsche manejaban los Bad Boys.

El Taycan es enorme: mide casi cinco metros de largo y dos de ancho. Pero también es muy bajito: 1.37 metros. Esas proporciones de plato volador son las que pusieron en aprietos al bueno de Dwayne Johnson (ver el Test de La Roca).

Pero lo que más me gustan son los guiños a otros modelos de Porsche. Los faros tienen 84 leds en cada óptica y son adaptativos, aunque a la distancia se vean como luces agrupadas de a cuatro, igual que en todos los Porsche modernos. La curvatura del techo tiene mucho de 911 y los enormes frenos gritan "¡Stuttgart!" a los cuatro vientos.

Esta unidad "demo" fue configurada con muchos accesorios de Exclusive Manufaktur, la división de personalización de Porsche. Tiene detalles exclusivos exquisitos, como los espejos retrovisores externos y el spoiler delantero en fibra de carbono. La configuración completa de esta unidad se puede ver en la ficha para descargar, al final de la nota.

Me encanta el remate de la cola, con un tercer volumen cortito y elegante. Lleva la clásica línea transversal con la firma “Porsche” y la identificación de la versión, con alguna polémica. En el caso del 4S no hay problema: tiene tracción en la cuatro ruedas y es un auto Sport. ¿Pero por qué bautizaron con el nombre Turbo a un auto eléctrico? Son tradiciones y caprichos del marketing. Ferrari acaba de llamará “Purosangue” a su pesada SUV. Y Tesla ya confirmó que tendrá una coupé llamada “Roadster”, que será una coupé. Incomprensible.

Más allá de eso, lo mejor de todo es su relación con el viento. Con un coeficiente de 0.22, es el Porsche de calle más aerodinámico de la historia. Y tiene un conjunto de motorcitos eléctricos que abren y cierran tomas de aire -también despliegan y ocultan alerones- en función de la velocidad y el modo de manejo. Además, viene de serie con un sistema para elevar el tren delantero y permitir el paso por lomos de burro o cunetas (algo fundamental en Argentina).

Las ruedas son brutales (por medidas y perfil ultrabajo): el 4S viene con Goodyear Eagle F1 265/35R21 adelante y 305/30R21 atrás. No hay rueda de auxilio, sólo un kit de reparación. Pero ese no es el mayor problema. Tampoco la esperable aspereza del andar en caminos malos. El tema son las fuerzas de la física a la que están sometidos estos cauchos. Más, a continuación.


POR DENTRO

20240123_165012

La cabina transmite la misma sensación que el exterior. Es como un Panamera venido del futuro. Las butacas son hermosas y comodísimas (a no ser que seas La Roca). Atrás viene de serie con dos butacas individuales. Es un auto de cuatro puertas y sólo cuatro plazas, aunque podés encargar un asiento trasero para tres ocupantes de manera opcional (cuesta 1.800 dólares extra en Argentina). El techo panorámico es gigantesco y no tiene ninguna cortina. Porsche confía en un buen polarizado y en la potencia del climatizador, para evitar un efecto invernadero en la cabina. En el verano subtropical de Buenos Aires hubiera venido bien una cortinita.

Tablero, multimedia, toda la consola central y la touch-screen exclusiva para el acompañante conforman un interminable despliegue de pantallas digitales y comandos sensibles al tacto. Las únicas perillas están en el volante y en la minúscula palanca de cambios. La selectora es diminuta y está escondida a la derecha del volante. Sólo sirve para pasar la transmisión por R, N y D. A pesar de que tiene una caja de dos velocidades (ver nota técnica), ni siquiera hay levas del cambio en el volante.

Lo siento por el grandote de Johnson, pero el espacio en la cabina es enorme. Los pasajeros traseros tienen incluso un muy buen lugar para las piernas. Se logró creando un hueco especial en el piso del auto, que está cubierto por completo con las baterías que alimentan el Taycan.

Así que, como le dijo Deckard Shaw a Luke Hobbs, mientras volaban en Turista: “En caso de que no te hayas dado cuenta, nos importa un bledo tu confort. Así que, compórtate como un buen elefante, succiona otro kilo de maní, reclina tu asiento y relájate”.

Ahora volvamos al Taycan. ¿Toda esa tecnología que exuda la cabina es práctica? Es un verdadero alud de información, pero no es práctica. Las pantallas táctiles obligan a sacar todo el tiempo la vista del camino. Tan sólo para regular el ángulo de las salidas de ventilación hay que atravesar tres interfases de programación, porque no se mueven en forma manual: cada rejilla tiene un motorcito eléctrico que orienta sus paletas y se ajusta desde la touchscreen. Muy cool, sí. Pero también lento, confuso y poco práctico.

Me encantó la configuración de esta unidad "demo", tiene detalles de terminación muy cuidados. Porsche no sólo es el mejor fabricante de autos deportivos: hace rato que también es el mejor constructor alemán en términos de calidad de materiales: sólo los Mercedes-AMG o Mercedes-Maybach se pueden acercar a su nivel.

Aunque no lo parezca, el Taycan es un auto muy espacioso. Por ejemplo, tiene dos baúles: bajo el capot delantero tiene una capacidad de 81 litros y en la parte trasera tiene un volumen de 366 litros. Hay lugar suficiente como para cargar a un actor de “Rápido y Furioso”.


SEGURIDAD

IMG_8312

Toda la estructura del Taycan está diseñada para proteger a las personas (obvio), pero también a las baterías. Para las personas, tiene seis airbags, control de estabilidad y tracción (con tres modos de seteo), Frenado Autónomo de Emergencia y capot activo (para proteger a peatones). Los únicos opcionales en seguridad son el Sistema de Mantenimiento de Carril (tres mil dólares) y el Asistente de Visión Nocturna (ocho mil dólares).

Las baterías están distribuidas en el piso del auto y están separadas por módulos, protegidas por una estructura tubular, que combina partes de aluminio (para ahorrar peso) y de acero (para resistir impactos). En total, son 33 módulos de baterías con 12 celdas cada uno. En caso de choque, el circuito de alta tensión (800 voltios) se interrumpe de manera automática y cada módulo dañado se puede retirar, para cambiarlo de manera independiente.

El Taycan ya fue sometido a las pruebas de choque de EuroNCAP. Logró la calificación máxima de cinco estrellas, con 85% de protección para adultos, 83% para niños y 70% para peatones. No todos los días es posible ver cómo se destruye en cámara lenta un auto de 560 mil dólares, así que te recomiendo el video de acá abajo.


MOTOR y TRANSMISIÓN

IMG_8307

Los 33 módulos de baterías alimentan un sistema eléctrico con un motor en cada eje y una transmisión de dos velocidades, única en el mercado. El esquema es bastante complejo. Se explicó -con gráficos y videos- en esta nota aparte.

El rendimiento de las baterías, la potencia, el torque y la autonomía varían en función de la versión que se elija del Taycan. En la Argentina, ya se venden los Taycan (baterías de  71 kWh, 408 cv, 357 Nm y 360 kilómetros de autonomía), Taycan 4S (79 kWh, 530 cv, 640 Nm y 408 kilómetros), Taycan GTS (93 kWh, 598 cv, 850 Nm y 504 kilómetros), Taycan Turbo (93 kWh, 680 cv, 850 Nm y 452 km) y Taycan Turbo S (93 kWh, 761 cv, 1.050 Nm y 416 km). Excepto el Taycan (que tiene sólo tracción trasera), todas las otras versiones tienen un motor eléctrico en cada eje y doble tracción. 

En el caso del Taycan 4S probado, en 22 minutos las baterías pueden recuperar hasta un 80% en cargadores rápidos de corriente contínua. Aunque, como ocurre con todos los autos eléctricos, la gran mayoría de las recargas se realizarán en la casa o en el trabajo, con un cargador doméstico de corriente alterna. En ocho horas se completa la carga total. Este cargador doméstico viene de serie con el Taycan y el concesionario se encargará (de manera gratuita) de asesorar al cliente para instalarlo donde prefiera: su casa, su oficina o donde más guste. Además, en todos los concesionarios Porsche se instalaron cargadores de 175 kWh, para que sirvan como puntos de recarga gratuitos para los clientes del Taycan.

La red de cargadores para autos eléctricos en la Argentina todavía es muy limitada. Está claro que el Taycan se venderá sólo en aquellas zonas donde haya una buena cobertura. La red más completa la tiene por ahora la gente de ChargeBox, se puede consultar el mapa argentino acá.

Una curiosidad: el enchufe del auto está en una puertita ubicada sobre el guardabarro delantero derecho. Pero, en opción, es posible encargar otro enchufe del lado izquierdo. Es para que siempre te quede un toma cerca del cargador.

Tiene tracción y dirección en las cuatro ruedas. En condiciones normales, trabaja sólo el motor del eje trasero. El delantero sólo se activa en caso de aceleraciones fuertes o cuando hay pérdida de adherencia en las ruedas traseras.

El eje trasero direccional funciona igual que en el Panamera. A baja velocidad, las ruedas traseras giran hasta 2.5 grados en sentido contrario a las delanteras (para reducir el diámetro de giro). A más de 80 km/h, giran hasta 3.1 grados en el mismo sentido de las delanteras (para facilitar las maniobras de cambio de carril a alta velocidad y brindar una sensación de mayor respuesta de la dirección, en un manejo deportivo).


COMPORTAMIENTO

IMG_8362

La prueba del Taycan 4S en Buenos Aires fue muy distinta a la que pude hacer hace cuatro años en México: allá lo manejé los Turbo y Turbo S durante tres días en autódromos, calles, rutas y autopistas (leer crítica). El test drive que nos ofreció Nordenwagen fue breve. Tuvo una extensión de sólo siete horas (lo retiramos a las 10 de la mañana y lo devolvimos a las 17 de un día martes) y con una condición: no probarlo en circuitos, porque la cobertura del seguro no lo permitía. Así que, con el permiso y el perdón de los amigos del Ranking Motor1, nos dedicamos a disfrutarlo por la provincia de Buenos Aires, junto a Orly Cristófalo, como copiloto y fotógrafo.

20240123_101415

* Vicente López - 10:00hs: Llegamos a la sede histórica de Nordenwagen. Nos recibió todo el equipo de Porsche Argentina (Gustavo Gioia, Luis Scola y Luciana Espinosa). Después de una breve charla (los ansiosos éramos nosotros, claro), nos presentaron a Joaquín Conti, el nuevo Porsche Pro de la empresa. Un "Porsche Pro" no es un vendedor: es un asesor que conoce los productos a la perfección y que orienta al cliente a la hora de presentarle los diferentes modelos de la gama. Si el cliente está interesado en avanzar con la compra se lo deriva con un vendedor para hablar de números. Con el "Porsche Pro" sólo vas a hablar de "fierros". Joaquín nos entregó el auto en un área especial, decorada con imágenes históricas de la marca y con paneles para configurar un Porsche a tu gusto. Nos hubiéramos quedado horas charlando con Joaquín, pero él mismo lo vio reflejado en nuestras caras: queríamos salir a manejar.

20240123_104830

* Pilar - 11:00hs: Libertador, General Paz y Panamericana, rumbo a Pilar. Nuestra primera parada fue en el concesionario de motos Honda Motopier. ¿Y qué tiene que ver esto con el Taycan? Nada, pero nuestro crítico de motos, Pablo Bri, había ido a devolver una moto que estaba probando y necesitaba un "aventón" de regreso a su casa.

IMG_8380

* Pilará - 11:30hs: Los tres pusimos proa a Pilará. El Taycan es un fantástico auto para el uso diario: es confortable, silencioso y con una capacidad de respuesta explosiva. Tiene el tamaño y el peso de un Panamera, pero es mucho más ágil y veloz. Todo el tiempo brinda la sensación de ser más compacto y maniobrable de lo que sus dimensiones externas indican. Sólo tiene un defecto: el despeje del suelo es muy bajo. En zonas de lomos de burro y cunetas siempre hay que tomar la precaución de aumentar el despeje del suelo accionando la suspensión neumática. Esto evitará fondear con el spoiler delantero o con la "panza" del auto.

IMG_8299

* Cars & Offices - 12:00hs: Nos recibió Ivana Tapia en el barrio privado para coleccionistas de autos, que impulsa el empresario y coleccionista Federico Álvarez Castillo (ver más). Allí se está construyendo una nave que será exclusiva para propietarios de Porsche: tendrá un salón para encuentros, exhibición de vehículos y hasta cargadores para autos eléctricos. Aprovechamos la visita para hacer algunas de las fotos en los prolijísimos jardines y senderos del barrio. La imagen de portada fue tomada ahí.

20240123_121129

* Pilar - 12:30hs: Visitamos las obras del nuevo Porsche Center Buenos Aires, que se construyó junto a la Panamericana y se inaugurará en el próximo invierno. Será la nueva sede central de Porsche Argentina y contará con los nuevos estándares de diseño de la marca alemana. Se encuentra en el Kilómetro 38 del Ramal Pilar y cuenta con un terreno propio de 5.720 metros cuadrados, con 2.970 metros de superficie cubierta. El showroom de autos 0km tendrá espacio para exhibir hasta nueve unidades de manera simultánea. También habrá 205 metros para la sección de usados con garantía de fábrica ("Porsche Approved"), talleres de servicios y salones de eventos, con su propia cava de vinos Pulenta Estate. También habrá una estación de reabastecimiento para autos eléctricos, con seis cargadores de 22 kW y uno de 50 kW. La idea es que sea el escenario de la presentación local de la nueva Macan Electric (leer más).

IMG_8374

* Villa Urquiza - 13:00hs: Dejamos a Pablo Bri en su casa de ese barrio porteño. Sí, claro: lo dejamos manejar un ratito el Taycan, para que estacionara en la puerta de su edificio con este galáctico Porsche de 400 mil dólares. El Encargado lo vio y ya notificó a la administración para que el mes que viene le aumenten las expensas.

20240123_142000

* Tigre - 13:30hs: Desde Villa Urquiza hasta Rincón de Milberg, sin paradas. Fue el turno de Orly al volante. En Tigre, la gente de Porsche nos había preparado una sorpresa: nos invitaron a reabastecer el Taycan en el cargador de la marca que se instaló en el restaurante Granero. Si bien apenas habíamos gastado el 15% de la batería, lo dejamos enchufado mientras nosotros también nos "recargábamos": provoleta chutney, mollejitas con papas rústicas, bife de chorizo, canelones de cordero y dos jarras de limonada. "¿En serio no van a querer postre?", nos preguntaron después de semejante masacre. "No, perdón. Tenemos que seguir trabajando...ponele". El Taycan recuperó la batería hasta casi el 95% de su capacidad. Hicimos algunas fotos en el Camino de los Remeros y pusimos rumbo a la República de Béccar. 

20240123_133042

* República de Béccar - 15:30hs: Ya todos saben que esta localidad de San Isidro es la sede oficial de Autoblog/Motor1. Es un barrio bastante fierrero, con históricos talleres mecánicos y preparadores de autos de carrera. En los últimos años abundan los coleccionistas de autos, talleres de restauradores y otros fanáticos más. Entre ellos están los electro-fierreros de ChargeBox: la empresa de cargadores eléctricos que tiene la red más amplia de Argentina. Al saber que estábamos probando el Taycan quisieron verlo en persona y nos invitaron a tomar un cafecito, mientras lo cargábamos otro poquito más. Saludamos, agarramos Panamericana y pusimos rumbo a Vicente López.

20240123_154021

* Vicente López - 17:30hs: Con precisión alemana, devolvimos el Taycan en Nordenwagen a la hora acordada. Joaquín Conti, el Porsche Pro, nos hizo muchas preguntas sobre el auto y charlamos sobre el resto de la gama. Un vendedor me preguntó cuándo me voy a comprar, de una vez por todas, mi "primer Porsche". La respuesta, en la conclusión.


CONCLUSIÓN

IMG_8294

Por diseño, ingeniería, calidad de fabricación, ergonomía, materiales y comportamiento dinámico, el Taycan es todo un Porsche. Por tecnología, eficiencia y facilidad en el uso diario, también es uno de los mejores autos eléctricos que te podés comprar hoy en la Argentina. Su precio es tan exorbitante como exclusivo, por eso hasta ahora sólo se vendieron dos unidades en la Argentina.

¿Tendría un Taycan en mi garage? Sin dudarlo. Como todo Porsche, es un auto que te entra por los ojos y por su planteo: tiene una silueta espectacular y es fabulosa la propuesta de un lujoso sedán eléctrico de altas prestaciones. No defrauda en ningún sentido.

¿Sería el único Porsche en mi garage? No, por eso me identifico mucho con el coleccionista que lo sumó a su cochera llena de Porsche. Elegiría un Taycan después de cubrir algunas "necesidades básicas": una Macan V6 para todos los días, un 911 Targa 4S para los fines de semana, un 718 Cayman GT4 RS para cuando haya algún track day y un 911 S/T para atesorar como futuro auto de colección. Recién ahí, entonces, le daría una cálida bienvenida a un Taycan 4S en mi garage. Pero, para llegar a eso, todavía me faltan algunos morlacos. Es decir: soy la persona indicada para charlar con un "Porsche Pro". Y un caso perdido para cualquier vendedor.

C.C.

Fotos: Orly Cristófalo

Agradecimientos: Pablo Bri, Cars&Offices, Granero, ChargeBox y Porsche Argentina


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Ficha técnica Porsche Taycan 4S

Galería: Crítica: Porsche Taycan 4S


VIDEO: Porsche Taycan Turbo S - Aceleración


VIDEO: EuroNCAP - Crash test del Porsche Taycan


VIDEO: Porsche Taycan - La Prueba de "La Roca"

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com