Desde La Rural de Palermo (Buenos Aires) - Renault Argentina abrió ayer el libro de reservas para el Kwid E-Tech: un hatchback 100% eléctrico para el Segmento A (citycar). El anuncio se realizó en el marco de los Renault E-Tech Days de La Rural de Palermo, donde también se anunció que en marzo saldrán a la venta otros dos modelos eléctricos: los nuevos Kangoo E-Tech y Mégane E-Tech (ver nota aparte).

Sin embargo, de todos ellos sólo el Kwid E-Tech estuvo disponible para manejar. La marca del Rombo organizó un breve test drive por las calles de Palermo. El modelo ya se puede reservar online con un depósito online de 100 mil pesos, con un cupo limitado a 50 unidades y con la promesa de entrega en marzo de 2024 (ver condiciones).

La opinión tras este primer contacto en Argentina se reproduce a continuación.


PALABRA DE DISEÑADOR

IMG_1564

En los Renault E-Tech Days estuvo presente el diseñador brasileño Daniel Nozaki, responsable del Renault Design Center Latam en Curitiba (Brasil). En diálogo con Motor1 Argentina, Nozaki contó que su equipo trabajó de manera activa en el diseño del Kwid E-Tech: "Rediseñamos toda la parte frontal, las llantas, los stickers del exterior, los nuevos comandos del interior y hasta seleccionamos los textiles que se usaron para los tapizados, que son diferentes a los otros Kwid".

Nozaki definió el tipo de público al que apunta el Kwid E-Tech: "Mientras que el Kwid convencional es un auto popular, la versión E-Tech apunta a un público más diverso. Al tener un posicionamiento en precio más elevado, en Brasil está siendo comprado como segundo o tercer auto de muchas familias, que buscan una alternativa de movilidad más práctica y eléctrica. Es un auto ágil para la ciudad y con muy buenas prestaciones para la calle, por eso su diseño acompaña ese mensaje: es un Kwid diferente, más tecnológico y exclusivo".


POR FUERA

20231220_133059

La base del Kwid E-Tech es la que todos conocemos del Kwid naftero, que se vendió en Argentina hasta octubre de 2021 (leer obituario). Sin embargo, mientras el naftero se fabricó en Brasil y ahora se produce en Colombia -por el momento, sin planes de regreso para la Argentina, según dijo ayer el presidente local Pablo Sibilla, ver nota- el Kwid E-Tech llega importado de China.

Se trata de un desarrollo conjunto de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y la automotriz china Dongfeng, para desarrollar este citycar que se venden en diferentes mercados con distintos nombres y cambios de emblemas ("Rebadged"): Renault Kwid E-TechDacia Spring ElectricVenucia e30Dongfeng Aeolus EX1Dongfeng Fengxing T1Dongfeng Fengguang E1Dongfeng Nano Box, entre muchos otros. Todos comparten la misma Plataforma CMFA-EV, de Renault-Nissan.

En una primera impresión visual, la versión E-Tech del Kwid no es demasiado distinta de la que ya conocemos. Sin embargo, con una mirada un poquito más aguda ya empiezan a aparecer las diferencias: la parrilla tiene un diseño diferente, sin aberturas, y las ópticas incorporan el restyling que nunca llegó a ser presentado en Argentina. La sensación que transmite es de un "toque de distinción", con la presencia de muchos cromados alrededor del logo. Es justamente de lo que hablaba más arriba el diseñador Nozaki.

Estos cambios llevaron el largo total a crecer en 50 milímetros (hasta un total de 3.734 mm), aunque la distancia entre ejes no cambió. Un detalle llamativo: sobre el portón trasero dice “E-Kwid” y no “Kwid E-Tech”, que es su nombre oficial. Raro.

¿Contra quiénes competirá en nuestro mercado? Hoy no existen vehículos 100% eléctricos de este tamaño en la Argentina. Todos los otros son muchos más grandes (desde los Nissan Leaf y Mercedes-Benz EQA en adelante) o mucho más chicos, como los diminutos Sero Electric, Coradir Tito y Volt E nacionales. El posicionamiento en precio del Kwid E-Tech será clave para saber contra quiénes competirá en nuestro mercado.


POR DENTRO

20231220_133703

Como era de esperarse, para entrar al auto hay que pasar por esa incómoda sensación de fragilidad que generan las mismas manijas que están en las puertas de otros Renault de origen Dacia. Entiendo perfecto el posicionamiento de este tipo de productos, y también las reglas de la economía de escala, pero si fuese Renault realmente haría un esfuerzo para cambiar esos picaportes, porque son el primer contacto “táctil” que uno tiene con el auto (y realmente no es el mejor). 

El volante del E-Kwid es un excelente ejemplo de esto: es uno de los cambios importantes en el interior y mejora muchísimo la calidad –y la sensación en general– con respecto a la versión brasileña. El resto del interior no cambia mucho en términos de diseño, calidad y terminaciones en general, que son las esperables en un producto que fue creado para ser accesible.

El tablero es nuevo y tiene información específica para un vehículo eléctrico: medidor de consumo, autonomía y cargas. Hay un comando para limitar la velocidad, otro para desactivar el control de tracción, una tecla “Eco” para aumentar la autonomía y un selector de cambios tipo dial con tres posiciones: D, R y N (desorienta un poco que no haya “P”). Al apagar el motor y dejar el auto estacionado hay que seleccionar "N" y activar el freno de mano.

El espacio interior es el mismo de los otros Kwid. Es decir, hay lugar digno para los ocupantes delanteros (aunque el conductor no tenga ajustes de ningún tipo en el volante ni regulación de altura en la butaca) y espacio muy limitado para los pasajeros traseros. El baúl mantiene 290 litros de capacidad.


SEGURIDAD

20231220_133927

Si nos olvidamos del motor eléctrico, la seguridad es la gran revolución del Kwid E-Tech. Esta versión viene de serie con seis airbags (en lugar de cuatro) y adoptó por primera vez en nuestro mercado los controles de estabilidad y tracción.

Es un cambio importante: durante años, en Autoblog / Motor1 no recomendamos la compra del Kwid por carecer de estos dispositivos de seguridad vitales. En el caso del control de tracción, es desconectable, aunque no se aconseja apagarlo: el auto es tan liviano y el torque instantáneo a las ruedas es tan notable que las ruedas delanteras tienden a patinar con mucha facilidad en las aceleraciones desde parado.


MOTOR y TRANSMISIÓN

20231220_133630

De todas las variantes que Renault, Nissan, Mitsubishi y Dongfeng producen de este modelo para los diferentes mercados, la configuración que llegó a la Argentina es "la más potente". Pero no te hagas grandes ilusiones: tiene 65 caballos de potencia (contra 66 del naftero) y 113 Nm de torque (contra 93). El motor eléctrico delantero está alimentado con baterías de 27 kWh, que prometen una autonomía de 298 kilómetros.

Como se mencionó más arriba: en esta franja de dimensiones y potencia no hay rivales directos en el mercado argentino de hoy. Peugeot podría acercarse con el E-208 (136 cv y 260 Nm), pero los planes para nuestro mercado siguen demorados.

La transmisión del Kwid E-Tech, como se mencionó, tiene sólo tres posiciones. La tracción es delantera.


COMPORTAMIENTO

IMG_7204

La Plataforma CMFA-EV incluye modificaciones para adaptarse a esta mecánica eléctrica y su pesado paquete de baterías. El aumento de peso es importante: pasó de 796 kilos (Kwid naftero) a 977 kilos (Kwid E-Tech). Por este motivo, se modificó toda la suspensión (con resortes y amortiguadores más robustos), se agrandó el rodado (pasó de 165/70R14 a 175/70 R14) y se mejoraron los frenos (aunque mantiene los tambores en el eje trasero). Además, sumó un bulón más en cada rueda, tema sobre el que ya se habló bastante en este sitio (ver nota).

La prueba de manejo fue breve: apenas un recorrido por la zona de los Bosques de Palermo, con un instructor en el asiento de al lado para impedir que nadie se escapara "un poco más allá", en un día cargado de protestas y manifestaciones en la ciudad de Buenos Aires.

La idea fue tener una primera impresión de un auto nacido para este tipo de uso: puramente urbano, sin planes ni pretensiones de servir para largos viajes en ruta. Lo cierto es que, con ese enfoque, el Kwid E-Tech es un solución de movilidad brillante. El pique que tiene en tramos cortos -como la salida de un semáforo- es muy divertido. Renault declara una "aceleración de 0 a 50 km/h en tan solo 4,1 segundos". Alcanza los 100 km/h en 14.6 segundos, pero no vas a poder ir mucho más allá de eso: la velocidad máxima está limitada a 130 km/h (en Modo Eco se reduce a sólo 100 km/h). Es todo lo que necesitás para moverte por las calles y autopistas de una ciudad.

Es un auto que se mueve como "pez en el agua" en la congestión vehicular. Es chiquito, como para escabullirse en cualquier recoveco que se abra, responde rapidísimo para que no se nos anticipe otro automovilista (bendito seas, torque plano eléctrico) y a velocidades citadinas se siente ágil, livianito y preciso (gracias a la dirección eléctrica).

Cuando no se puede avanzar en el embotellamiento, todo es silencio. Y mejor aún: no hay vibraciones de ningún tipo, algo que siempre fue una constante en el Kwid naftero. Lo mejor es maniobrarlo en espacios cerrados: el radio de giro es chiquitísimo y además viene de serie con cámara de retroceso y sensores de estacionamiento traseros. 

La autonomía declarada por Renault Argentina es de 298 kilómetros. El tiempo de recarga de las baterías varía según del cargador que se use: unas 8/9 horas en una tomacorriente común, tres horas en un Wallbox doméstico y menos de 40 minutos en un cargador de corriente continua (todos estos valores son aproximados para llegar a un 80% de la batería).


CONCLUSIÓN

20231220_133352

Desde hace más de diez años sostengo que la ecuación perfecta para mi garage sería "un autito eléctrico para la semana y un deportivo para el finde" (ver nota de 2013). El Renault Kwid E-Tech es la clase de producto que encaja a la perfección en la primera parte de esa fórmula: es simple, liviano, ágil, fácil de manejar y con buenas prestaciones para el uso urbano.

Si pudiera elegir, sólo le mejoraría la posición de manejo (cualquiera que mida más de 1.80 siempre se va a sentir un poco "enlatado" adentro de un Kwid) y varios detalles de terminación.

La clave, por supuesto, estará en el precio: Renault Argentina abrió el libro de reservas para entregar los primeros 50 Kwid E-Tech en marzo de 2024, pero hasta ahora el único valor que informó son los 100 mil pesos necesarios para asegurarse una unidad. 

¿Cuánto cuesta en otros mercados? El carácter "internacional y regional" de los Renault E-Tech Days que se celebraron esta semana en La Rural permitió intercambiar datos con colegas y amigos de otros países. En Brasil, por ejemplo, cuesta el triple que el Kwid convencional. En el otro extremo: en Uruguay cuesta el doble, pero si se saca provecho de todos los incentivos para unidades patentadas "para uso profesional", el monto final a pagar es sólo un 30% más caro que el Kwid naftero.

Por eso, ¿el Kwid E-Tech es una buena compra? Sólo el precio de lista, los incentivos que ofrezca el nuevo Gobierno y las escalas de impuestos internos lo definirán. Faltan apenas tres meses para su lanzamiento oficial en marzo. Y eso, en la vertiginosa Argentina de hoy, es una eternidad.

C.C.

Fotos: Orly Cristófalo


ARCHIVO PARA DESCARGAR: Ficha técnica Renault Kwid E-Tech

Galería: Contacto en Buenos Aires: Renault Kwid E-Tech

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com