Quienes visiten el Parque de la Innovación Un HUB tecnológico, educativo y científico del que participan universidades, centros de investigación y empresas nacionales e internacionales, en las inmediaciones del estadio de River Plate (un predio construido por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires CABA donde se emplazaba el Club Tiro Federal), se encontrarán circulando por sus calles a un minibus autónomo/eléctrico, con capacidad para 15 pasajeros. 

A cargo de su puesta en funcionamiento y supervisando su performance esta el Instituto Tecnológico de Buenos Aires ITBA, en la persona de Lien Tori, Director del proyecto de la Plataforma de Investigación de Movilidad Urbana del ITBA

Para conocer más sobre esta alternativa de movilidad inclusiva y accesible nos adentramos en ciertos detalles y características de este vehículo y entorno de uso.

Una alternativa de Movilidad

¿Cuáles podrían ser las aplicaciones de la movilidad autónoma en el país?

Este tipo de soluciones podrían aplicarse a situaciones donde el desplazamiento es rutinario por caminos preestablecidos, circuitos o desplazamientos de cercanía que no impliquen largas distancias o también podría pensarse su uso para desplazar pequeños grupos de personas en circuitos cerrados como podría ser un campus universitario, un barrio cerrado o circuitos turísticos, por ejemplo. Pero el concepto es más amplio aún. Si bien las bondades mencionadas podrían ser aplicaciones de un móvil como el que tenemos dentro del Parque de la innovación, el concepto de movilidad autónoma ya es de amplio desarrollo en otras ciudades del mundo, con el foco principal en la seguridad.

¿Cómo interactúa la movilidad autónoma en su entorno?

La movilidad autónoma interactúa con su entorno mediante un conjunto de sensores que escanean por completo el entorno del vehículo y lo comparan con un mapeo del recorrido y de sus alrededores. El mapeo se realiza previo a la puesta en funcionamiento mediante sensores LiDAR de alta precisión que registran todos los obstáculos e interferencias existentes. Esta base planimétrica permite luego poder establecer la ruta que seguirá la movilidad de manera autónoma. Durante el funcionamiento, cualquier objeto en el recorrido será considerado como obstáculo, y por seguridad se detendrá la marcha. En este punto, hay un responsable de seguridad dentro del móvil que debe verificar las condiciones de transitabilidad que lo rodean y, encontrándose todo bajo control, se reanuda la marcha.

¿Cuáles son los desafíos de este tipo de movilidad?

Los desafíos de este tipo de movilidad son poder aumentar la autonomía y optimizar el consumo. Por otro lado, niveles mayores de seguridad han sido alcanzados con el complemento de otras tecnologías que hacen inclusive, que no se requiera un operador de seguridad dentro de la movilidad. Se alcanzan mayores niveles de autonomía mediante la adición de herramientas de inteligencia artificial en los algoritmos de conducción y la complementación, por ejemplo, con identificación de imágenes con cámaras periféricas. Esto hace que la movilidad pueda tomar decisiones sobre la ruta que está siguiendo, por ejemplo, si un obstáculo ya no está; o si existe un bache en el camino, pueda de manera autónoma elegir un camino alternativo. Es entonces que esta "toma de decisiones" le permite ampliar su rango de operación hacia ciudades abiertas donde la ruta no está completamente relevada y cambia constantemente.

¿Es una propuesta más amigable con el medioambiente?

Para el caso del análisis del impacto ambiental este tipo de soluciones optimizan muchos parámetros durante su uso. El principal es el del consumo energético, que regula todo su funcionamiento bajo este parámetro. Estos móviles en general son eléctricos; los cuales, además de la eliminación del uso de combustibles fósiles, traen aparejado otros beneficios como la reducción de la contaminación sonora o la generación de gases de efecto invernadero durante su funcionamiento. Del mismo modo su carga se cuantifica según la demanda y la planificación del circuito que deberá recorrer. Otro punto a favor es que las acciones de frenado, duración de los recorridos, tiempos en las paradas son constantemente monitoreadas y ajustadas dependiendo de la demanda. Esto hace que la interacción con el medio sea la menor posible y el beneficio medioambiental se produce como una consecuencia de esto.

Por otro lado, se está realizando una obra de colocación de paneles solares en el espacio de carga del bus, para que el 100% de la energía utilizada para el transporte de las personas, provenga de una fuente de emisiones cero. En el caso de disminuir las interrupciones en el tráfico, se pueden reducir los tiempos de espera de los pasajeros y, sobre todo, tener la posibilidad de operar por largas jornadas con la misma eficiencia.

Sobre el Móvil

Un móvil autónomo es un dispositivo que utiliza tecnologías de conducción autónoma para operar sin la necesidad de un conductor humano. Estos dispositivos están equipados con sensores, cámaras, radares, sistemas de navegación y software avanzado que les permiten detectar su entorno, tomar decisiones en tiempo real y moverse de manera segura por las rutas predefinidas o programadas.

En éste caso, es el primer móvil autónomo operativo de Latinoamérica.

Los vehículos autónomos se caracterizan por poseer:

Sistemas de transmisión eléctricos con batería.

Sensores para detectar el entorno como:

Cámaras: Permiten detectar colores y letras. Usado en identificación de señales de tránsito y determinación de rango. Back-up info para los otros sensores.

Radar: Permite detectar la presencia y velocidad de cuerpos.

Lidar: Visualiza objetos y mide rangos. Permite determinar la forma de los objetos en 3D.

GNSS/GPS/Cloud: Geoposicionamiento del vehículo y otros objetos.

Sensores ultrasónicos: permiten la detección de objetos en las proximidades del vehículo con alta precisión.

Acelerómetros, giróscopos y encoders: Permiten medir velocidad y aceleraciones de aceleración y viraje. Se utiliza como complemento del sistema de GPS o en casos de pérdida de señal.

El móvil es de la empresa GMM, de origen franco-japonesa

La instalación en el Parque de Innovación de la Ciudad de Buenos Aires llevó mucho trabajo ya que no es simplemente ponerlo a circular en cualquier lado, sino que durante los meses previos a su llegada se definió un mapa y escenario con detalles sobre su entorno, el circuito, la duración y ancho del recorrido, y demás características como si conviviese con otros vehículos, los árboles, cruces peatonales y muchas cosas más que hubo que determinar debido a la exigencia del móvil. Es un vehículo muy seguro, donde se prioriza la seguridad de sus ocupantes, entonces los requerimientos previos son muy exigentes.

En Argentina no se hicieron desarrollos en éste bus, pero sí estamos desarrollando un sistema de carga inalámbrica y la colocación de paneles solares a la estación donde se encuentra hoy el móvil para hacer un circuito cerrado de energía y que la movilidad sea 100% con energía verde.

Llegó a fines de agosto 2023, como parte de la Plataforma de Investigación de Movilidad Urbana que realizan de manera conjunta el ITBA y el Parque de Innovación

Se realizó la instalación y el mapeo junto con el relevamiento de todo el escenario 3D donde va a funcionar, se verificó todo el entorno nuevamente por cuestiones de seguridad y se puso en funcionamiento. Actualmente está operativo y se continúa trabajando en optimizar su funcionamiento durante toda la traza, se hicieron múltiples ensayos, principalmente de seguridad, probando sistemas de emergencia, rampas y detección de obstáculos, así como las paradas predeterminadas.

¿Por qué resulta tan importante repensar la movilidad urbana, más inteligente, autónoma y sustentable?

El mundo está analizando alternativas de movilidad inteligentes y sustentables. Es un aspecto relevante que impacta no sólo en lo tecnológico, como en este caso, sino también en reformulación de hábitos (como el traslado multipersonal), el concepto de la vida en 15 minutos, la extensión de medios públicos más eficientes que eviten el ingreso a las ciudades, el desarrollo de las ciudades periféricas, entre muchas otras. Por parte de la tecnología, se impulsa, desde las empresas mismas en su carrera por desarrollar automóviles autónomos de energías verdes y también desde lo gubernamental a través de las leyes que obligan a reformular la matriz productiva en determinada cantidad de años.

Esto llega un poco más lentamente en nuestra región, pero es un camino que en ciudades como la nuestra llevamos muchos años analizando, y vamos reformulando con la implementación de mejoras de diversas índoles. Este proyecto del móvil inteligente y sustentable nos permite avanzar en esa investigación tecnológica para entender cómo podría aplicarse a la ciudad".

Ley de Sandbox: Impulsar, desarrollar y, sobre todo, probar/testear nuevos proyectos y productos tecnológicos

La ley N°6421/2022 o “Ley de SandBox” fue proyectada por la Secretaría de Innovación y regula los procesos y el entorno controlado de pruebas para proyectos pilotos tecnológicos de innovación, que los permite llevar a la práctica. 

El primer ejemplo concreto es el proyecto de Movilidad Autónoma que desarrolla el ITBA junto al Parque de innovación con el fin de avanzar en el análisis de este tipo de movilidad inteligente para el futuro de la ciudad.

En este caso, El Parque de Innovación de la Ciudad de Buenos Aires funcionará como ese espacio controlado para testear el bus autónomo, con el fin de que, en algún futuro, circulemos con ellos en las calles de la Ciudad.

ITBA _ Bus PI _ 152

Lien Tori, Director del proyecto de la Plataforma de Investigación de Movilidad Urbana del ITBA

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com