Lada venía prometiendo mucho, inclusive el renacimiento del Niva y otros modelos basados en la nueva plataforma CMF-B de la Alianza Renault Nissan; pero la invasión a Ucrania cambió el rumbo de las cosas. Desde haber recomenzado la producción del Granta sin ABS ni airbags, ahora la marca sueña con un modelo 100% eléctrico basado en el Logan: no en la última generación europea sino en el que se vende en Argentina.

En su último salto generacional para Europa, los Dacia Sandero y Logan cambiaron la plataforma B0 por la CMF-B. Esas mismas generaciones fueros postergadas (o descartadas) para nuestra región, por lo que aún tenemos al dúo de hatchback y sedán B con la misma base que emplean Duster (B0+ en su rediseño), Captur local y Kicks. Resumen, el e-Largus toma como base al mismo Logan que se vende en Argentina, pero es su variante familiar, y no a los próximos Duster o Bigster.

Lanzada en 2004, la base B0 no estaba pensada para la electrificación por lo que los rusos van a tener que ponerse imaginativos, espacialmente porque declaran que el modelo entregaría hasta 400 km de autonomía con una sola visita al enchufe. Se espera que todos los acumuladores vayan en el piso, lo que seguramente robe algo de espacio interior, obligando a colocar los asientos más arriba, pero no sería tan complejo ya que el Logan siempre se destacó por la altura y amplitud de la cabina.

Lada dice que durante el año próximo lanzará una flota de modelos de pruebas. Teniendo en cuenta la poca información disponible, no se espera que esté en las concesionarias rusas antes de 2024. El Logan se lanzó en Argentina con el escudo Renault, y ya vamos por su segunda generación que conserva la misma plataforma B0. Se esperaba que el sedán y Sandero no tengan recambio generacional en nuestra región, siendo reemplazados por diversos SUV, desde un anti Pulse, o Stepway más crecido, hasta el Bigster, hermano mayor del próximo Duster.

Galería: Lada e-Largus prototipo eléctrico

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com