Leyendo el prospecto del Alieno Unum cualquiera pensaría que está ante una estafa. El auto no existe, las imágenes del hypercar hecho por la marca búlgara son digitales, y en la técnica promete más de 5.000 cv eléctricos o un indescifrable sistema por aire comprimido y velocidades de 500 kilómetros por hora.

Diseñado con una estética que recuerda a la cruza de un Lamborghini con los caza bombarderos invisibles al radar, este “proyecto” tiene dos versiones. La primera se llama THF, siglas en inglés de “El Fundador Celestial”, y puede venir en cuatro grados de potencia que van desde los 2.610 a los 5.220 cv. La fuerza es toda eléctrica, se alimenta de supercapacitores con tecnología de grafeno (LiPo) y arquitectura de 800 volt, que permite cargarlos entre 10 y 30 minutos.

Si lo anterior parece más propio de un concept que de un vehículo de producción, Alieno promete que el Unum (uno en latín) tiene la capacidad de alcanzar los 500 km/h. Por si fuera poco, la marca habla de una variante llamada TRS que recurre a 24 propulsores de aire comprimido. Según el fabricante se usa un tanque de material compuesto que soporta hasta 700 bares y puede ser cargado tanto en casa como mediante un compresor eléctrico on-board.

Alieno ya acepta pedidos para sus hypercar cuyo precio arranca en 1.84 millones de dólares para el modelo eléctrico y va de los 3 a 4,61 millones para el de aire comprimido. Los tiempos de entrega variarían entre los 18 y 30 meses. Hasta que no vea un Unum funcionando sentiré que es el tiempo suficiente para que se declare una quiebra y esos fondos terminen en algún paraíso fiscal.

Galería: Alieno Unum

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com